Sensibilidad al Gluten No Celiaca

En los últimos años se ha visto un aumento importante en el numero de personas que se siente mejor y logran resolver sus problemas de salud, sacando de su dieta el Gluten. Este es un elemento encontrado en cereales como el trigo, centeno y cebada, el cual se ha asociado a diversos problemas de salud (ver sección de sígnos y síntomas de obstrucción del sistema linfático).

Si bien el excluir el gluten  de la dieta puede mejorar la salud y disminuir muchos de los síntomas que nos aquejan día a día, en algunas ocaciones, la incapacidad de digerir el gluten correctamente se debe a un problema mas de fondo que hay que corregir.

Existen dos tipos de sensibilidad al gluten. Los Celiacos, que son las personas que geneticamente no logran digerir el gluten porque no logran sintetizar una enzima que se encarga de esta función y están las personas con Sensibilidad al Gluten No Celiaca (SGNC), que son las personas que no logran digerir el gluten a pesar de que si son capaces de sintetizar la enzima encargada de la degradación de esta proteína.

¿Como se explica que personas que si deberían lograr digerir el gluten, como las personas con SGNC, no logren digerirlo?

El gluten, al igual que otras proteinas como la Caseina (proteina de la leche), Maíz y Soya, son proteinas difíciles de digerir y por lo tanto el cuerpo humano necesita estar trabajando en perfectas condiciones para poder digerirlas y poder utilizarlas como nutrientes.

En la actualidad, es muy difícil mantener un sistema digestivo funcionando de forma adecuada y es por esto que la SGNC se esta volviendo una condición tan común. Síntomas como la acidez, el reflujo Gastroesofágico (RGE), la hinchazón, el estreñimiento y las diarreas recurrentes, se han vuelto tan comunes en la población en general que asumimos que son normales. Todos estos síntomas indican que el sistema digestivo esta funcionando mal.

¿Cuales son las causas de este mal funcionamiento del sistema digestivo?

Existen diversas causas pero a continuación explicaremos las mas comunes en nuestro país.

Alto consumo de azucares procesados: El sistema digestivo no esta acostumbrado al consumo elevado de azucares. Hasta antes de los años 60`, el consumo de azucares procesados se limitaba a un pequeño porcentaje de la ingesta diaria de alimentos.

En los años 60, la FDA (Food and Drugs Administration) de EEUU incorporó a las grasas saturadas a su lista de alimentos dañinos para la salud y gracias a eso, proliferó la industria de los cereales y sus derivados (azucares procesados).

El cuerpo humano no esta acostumbrado a procesar azucares procesados como primera fuente de energía y por lo tanto se genera un estrés en el sistema cada vez que lo exponemos a estas. Ademas, esta alimentación altera el equilibrio digestivo necesario para digerir el resto de los alimentos.

Bajo consumo de Grasas Saludables: Las Grasas Saludables no son solo el aceite de Oliva, las paltas o los frutos secos. Otras grasas Saturadas como la grasa animal (orgánica), mantequilla, manteca, aceite de coco, etc., también son fundamentales para un buen funcionamiento del cuerpo humano y del sistema digestivo.

Un bajo consumo de grasas impide una liberación adecuada de bilis por parte de la vesícula biliar y del hígado, ya que el consumo de grasas es el principal estímulo para la liberación de la bilis, debido a la función de la bilis en la digestión de las grasas. Lamentablemente, la bilis tiene muchas otras funciones que no logra cumplir en una dieta baja en grasas:

  • Contrarresta la acidez del estómago: si no hay suficiente acidez, no se logran digerir todos los alimentos y estos alimentos mal digeridos son los que generan la mayoría de los cuadros gastrointestinales crónicos que asociamos con Sensibilidad al Gluten y otros alimentos.
  • Emulciona las grasas: permite una buena digestión de las grasas y permite una mejor textura de las deposiciones, evitando el estreñimiento.
  • Absorción de toxinas: La bilis retiene las toxinas que pueden generar daño en el cuerpo y evita que las absorvamos. Finalmente, estas toxinas son eliminadas en las deposiciones junto a la bilis (esto ocurre en dietas altas en fibra).

 

Alta utilización de Pesticidas en los cultivos Chilenos: Un buen funcionamiento del sistema digestivo depende, en gran medida, de tener una buena flora bacteriana. Lamentablemente, los pesticidas, que están diseñados para evitar que los cultivos sean atacados por distintos tipos de plaga, tambien generan un daño importante en las bacterias beneficiosas que se encuentran en los suelos de cultivo (de ahí se deberían adquirir gran parte de los probióticos del sistema digestivo) y en la microbiota de nuestros sistemas digestivos.

Alteración del Ciclo Circadiano: Todos los seres vivos nos regimos por algunos patrones que nos ordenan el comportamiento. Dormimos de noche y realizamos nuestras actividades de día.

Ese ciclo se aplica para todo. Le indica al cuerpo cuando descansar, nos permite tener a nuestra disposición distintos alimentos según la época del año, acorde a las necesidades nutricionales de cada época del año (alimentos de invierno, verano, etc), permite la proliferación de distintos tipos de bacterias en el sistema digestivo dependiendo de la época del año, las que nos ayudan a digerir los aliemtos que corresponden a cada época del año.

El tipo de vida que llevamos actualmente, no nos permite que nuestros sistemas funcionen adecuadamente. Dormimos poco en las noches, comemos a deshora, ya no existen alimentos típicos de una época del año, si no que tenemos disponibilidad de comer lo que queramos en la época del año que queramos, etc.

Estrés de la vida actual: Nuestro sistema nervioso autónomo es el que se encarga de las funciones básicas de nuestro cuerpo y funciona de forma automática, sin necesidad de hacerlo de forma consciente.

El sistema autónomo tiene dos subsistemas, sistema simpático y sistema parasimpático.

El sistema simpático se activa en situaciones de estrés como ser atacado por un animal salvajo. Por esto tambien se le llama el sistema de huida o pelea. Cuando el sistema simpático se activa, se dilatan las pupilas para poder ver mejor, se dilatan los bronquios para poder respirar mejor, llega mas sangre a las extremidades para poder correr mas rapido, SE DETIENE EL PROCESO DIGESTIVO para que no nos den ganas de ir al baño cuando estamos escapando, etc.

Si cada vez que comemos lo hacemos apurado, de pie, sin darnos el tiempo de calmarnos o lo hacemos mientras trabajamos (estrés), el sistema simpático sigue activo mientras comemos y por ende la digestión esta disminuida. En estas condiciones es imposible tener una buena digestión. Es por eso que la mayoría de las personas refiere que se hincha en las tardes.

En 7 Hertz nos interesa que te sientas bien. El tener una buena salud digestiva y salud general, esta en tus manos. Si quieres cambiar tu vida, empieza por modificar estos hábitos y visita a tu Quiropráctico regularmente!!

 

1 reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *