Masa Madre de harina de centeno

Todos los pasos para la preparación de la Masa Madres, desde los Materiales, los ingredientes y la preparación.

Materiales:

– Un frasco para mermeladas grande vacío. 1000cc aproximadamente.

Ingredientes:

-Harina de Centeno Integral.

– Agua purificada.

Preparación:

  • En el frasco para mermeladas limpio, agregar dos cucharadas soperas colmadas de harina de centeno integral.
  • Agregar la cantidad de agua purificada para ser similar a la cantidad de harina. (una medida de harina por una de agua).
  • Mezclar hasta que quede una consistencia semilíquida (como leche condensada).
  • Sobre poner la tapa del frasco sin cerrar o tapar la parte superior con un paño limpio. Dejar la mezcla 24 hrs a temperatura ambiente.
  • A las 24 hrs, agregar una cucharada sopera colmada de harina de centeno integral y su equivalente en agua purificada. Mezclar y dejar reposar a temperatura ambiente con la tapa sobrepuesta o tapada con un paño limpio.
  • Repetir el proceso por 7 días. Al tercer día, uno debería ver como aparecen burbujas en la masa. Estos son los primeros signos de fermentación de la masa (proliferación de bacterias propias del centeno y liberación de gas).
  • Al séptimo día, la masa debería subir al doble de su volumen a las pocas horas de haber agregado la mezcla de harina y debería tener un olor similar al de la cerveza (olor a levadura).
  • Ya esta lista para ocupar en tus recetas!!!

Comentarios asociados:

    La masa madre es un fermento de bacterias probióticas utilizado hace miles de años para cocinar el pan, lo que la convierte en un método mas natural de alimentación que el consumo del pan común.

    Si la mezcla de masa madre no sube al doble de su tamaño a los 4-5 días, es probable que la masa madre no haya resultado. En ese caso, botarla y partir nuevamente.

    Si la mezcla empieza a tener mal olor a partir del tercer día, seguir con el proceso de preparación. Esto se debe a que en una primera etapa pueden proliferar varias tipos de bacterias al mismo tiempo y no todas tienen las mismas propiedades o generan el mismo olor. Al final de la semana, las bacterias que nosotros necesitamos deberían ser dominantes y por ende el olor debería ser agradable, similar al de levaduras o cerveza. Si no se logra ese olor, desechar la mezcla y comenzar nuevamente.

      Es muy importante preocuparnos de la higiene de los elementos de cocina que utilicemos y de nuestra higiene (lavado de manos) cuando preparemos la masa madre. De esta forma nos aseguramos de que las bacterias que estamos cultivando sean del grano de centeno y no de nuestras manos o utensilios de cocina.

      El agua debe ser purificada ya que el contenido de cloro del agua de la llave dificulta la proliferación de las bacterias.

    Si la mezcla empieza a rebalsar del frasco, no hay problema en eliminar una parte de esta para seguir con el proceso.

     Una vez cumplida la semana de elaboración de la masa madre, la mezcla debería tener la suficiente fuerza para sobrevivir sin problemas en el refrigerador por una semana. Para utilizarla para cocinar, se recomienda que se saque 12 horas antes del refrigerador y se le agregue una cucharada de harina de centeno y su equivalente en agua. Dejar a temperatura ambiente y luego de que haya subido la mezcla, utilizar para cocinar. A esto se le llama Activar la Masa Madre.

2 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *